Saca el máximo partido de tus gladiolas con estos consejos

Published on 02-01-2024

Tips y tricks de Jaap Houwer, gerente de ventas de Forever.

¿Cómo logras asegurarte de disfrutar de tus gladiolas el mayor tiempo posible?
Hay dos formas de conseguir que tus gladiolas florezcan durante más tiempo. La primera es plantar gladiolas todos los meses: de febrero a mayo, junio y julio. Así, tendrás hermosas gladiolas desde junio hasta el otoño. Las gladiolas que plantes en julio florecerán a finales de octubre. Otra forma de alargar la floración de las gladiolas es mezclando distintas variedades. Las gladiolas más rápidas florecen al cabo de solo tres meses, mientras que las más lentas tardarán cuatro meses. Los distintos bulbos de una misma variedad suelen florecer durante dos o tres semanas, de forma intermitente. Así que si mezclas distintas variedades en un momento de la plantación, podrías tener fácilmente seis semanas de gladiolas en flor. Por supuesto, también puedes combinar estos dos métodos mezclando bulbos y plantando la mezcla en momentos diferentes.


Otra cosa que debes recordar es que nuestras gladiolas son estupendas como flor cortada. De hecho, este es uno de los criterios con los que seleccionamos nuestras plántulas durante la reproducción. No dudes en cortar las gladiolas de tu jardín que ya hayan crecido por encima del suelo y ponerlas en un florero. ¡Tu jardín y tu casa se llenarán de color!


¿Es posible hacer que florezcan las mismas gladiolas año tras año?
Si tienes suerte, tus gladiolas florecerán uno o dos años más. Retira las gladiolas de la tierra en otoño, guárdalas en un lugar seco y fresco, como en tu cobertizo, y vuelve a plantarlas en primavera. Se recomienda guardar los bulbos de gladiolas en un lugar seco, a una temperatura de entre 2 y 8 grados centígrados. No les hace bien estar guardados a temperaturas más cálidas o más frías (sobre todo en temperaturas heladas). Guárdalos bien y a menudo podrás disfrutar del mismo bulbo varias veces.


También puedes dejar las gladiolas plantadas en el suelo, pero solo si es seguro que no helará, de lo contrario, los bulbos morirán. Lo mejor es comprar un lote de gladiolas frescas cada año para complementar las que ya tienes e intentar reutilizar los bulbos existentes lo mejor que puedas.


¿Solo sale una flor o tallo de cada bulbo?
La mayoría de las veces, un bulbo produce una sola flor o tallo. A veces hay suerte y de un bulbo pueden salir dos o más tallos. Es más probable que esto ocurra si plantas bulbos grandes (a partir del tamaño 12).


¿Esta planta o flor atrae a las abejas?
Las gladiolas son verdaderos imanes para las abejas y los insectos. Cuando estén floreciendo, te sorprenderá la cantidad de abejas que vuelan constantemente de un lado a otro. Cuando fotografiamos las flores de nuestro jardín de exposición Forever, ¡realmente es difícil que no salga ninguna abeja en la foto!


¿Pueden caerse las gladiolas? (Si hay mucho viento, ¿necesitan soportes?)
Algunos gladiolas pueden crecer bastante alto. Esto depende de la variedad. Nuestras gladiolas Bordiolus, por ejemplo, solo alcanzan entre 70 y 90 cm de altura. Nuestras otras variedades pueden llegar a medir 90 cm o más, y algunas hasta 130 cm. Sin embargo, las gladiolas suelen resistir bien el viento. Los floricultores también cultivan gladiolas al aire libre, por lo que también soportan el viento y aún así consiguen vender al comercio de flores durante toda la temporada. También seleccionamos nuestras variedades por la firmeza de sus tallos, para que nuestros clientes puedan disfrutar de gladiolas robustas. Esto significa que las variedades de tallo más fino quedan fuera, por lo que tendrás gladiolas fuertes cuando compres una variedad Forever.
¡Ahora ya lo sabes todo sobre cómo sacar el máximo partido a tus bulbos de gladiola! ¿Te gustaría leer más consejos? ¡Checa esta publicación de blog sobre cómo plantar gladiolas!

Want to know more about gladioli?

We are glad to help you.